Qué ver en York: 11 cosas que no puedes perderte

Por gestor1 | Actualizado el 4 de Noviembre de 2019.
Vista aérea del centro de la ciudad de York

La ciudad de York es la capital del condado de North Yorkshire, al norte de Inglaterra. Fue fundada por los romanos bajo el nombre de Eboracum en el año 71 después de Cristo, así que sus casi 2000 años de historia la convierten en un lugar fascinante. Museos, galerías de arte, festivales, iglesias fantásticas, industria, vida nocturna, como te podrás imaginar, hay miles de cosas que ver en York, y si estás buscando un resumen con lo mejor de esta joya inglesa, sigue leyendo a continuación.

The Ouse

Es el nombre del río que atraviesa la ciudad York. El mismo desemboca en el estuario del Humber. The Ouse le brinda a York un marco estupendo: hay senderos a orillas del río que son perfectos para ir a caminar después de almorzar. Desde allí verás algunas de las maravillas de la ciudad de York, desde el puente Millenium hasta la Clifford's Tower. Mientras haces el recorrido asegúrate de pasar por el Rowntree Park, que queda justo al lado del río. Sin embargo, la mejor manera de conocer realmente el río es tomando uno de los tours en barco o cruceros que se ofrecen regularmente. Si tomas el crucero que zarpa a primera hora de la tarde disfrutarás de las impresionantes puestas de sol, que te harán querer reflexionar (y también tomar fotos). Los barcos tienen un bar completamente surtido, por si te apetece un trago por la noche, y cuenta con guía a bordo muy animado, así sabrás exactamente lo que estás viendo.

York Minster

La catedral de York, una de las más famosas y llamativas del país. Fue construida en el siglo 13 y su hermoso estilo gótico ofrece vitrales medievales y contrafuertes de piedra. En su interior, dirígete a las cámaras subterráneas en donde podrás conocer más sobre la historia cristiana de la ciudad, que se remonta hasta la época romana. Si gozas de una buena condición física, sube los 275 escalones de la torre central, que te llevarán al punto más alto de York. Te recomendamos tomar una visita guiada ya que son brindadas por estudiantes de historia local que siempre están bien predispuestos a responder preguntas y hacer que el recorrido sea aún más interesante. Sin dudas, la catedral de York es algo que tienes que ver aunque sea si visitas York en un día.

Muros de la ciudad de York

Antiguamente, la función de estas murallas era proteger el interior de la ciudad de los forasteros. Fue obra de los romanos, quienes además de construir la muralla más larga del país, diseñaron caminos, termas y acueductos que siguen en pie hoy en día. Caminar a lo largo de la muralla es un plan que puede durar unas cuantas horas. Para conocerla más a fondo, puedes contratar alguno de los tours privados o grupales.

El Centro Jorvik Viking

En este lugar podrás experimentar un viaje a través del tiempo hasta la época en la que los daneses dominaron York. En el año 866 la ciudad se rindió ante los invasores daneses y en el Centro Jorvik Viking conocerás cómo era la vida de los vikingos en aquel entonces. La exposición tiene carruajes en movimiento, dioramas de tamaño real y reliquias antiguas. Además, podrás oler el aroma que se respiraba por el siglo 9 en la ciudad, pero te advertimos que no es algo muy agradable.

Clifford's Tower

Son las ruinas de la fortaleza normanda en el centro del Castillo de York. El nombre de la torre tiene un origen espantoso: Roger de Clifford fue ahorcado aquí por traición en 1322. En esta torre tendrás una de las mejores vistas de la ciudad y si el clima está de tu lado, podrás ver hasta el parque nacional North York Moors.

Calabozo de York

En este emocionante, intenso y oscuro lugar podrás conocer el pasado de York y, al igual que otros calabozos que existieron en el resto de Europa, el lado oscuro de la historia. Aquí hay actores, espectáculos en vivo, efectos especiales y decorados que evocan el horror que se habrá vivido allí. Conocerás a los criminales más famosos de York y tu recorrido terminará en la taberna en donde podrás al fin relajarte después de tantos nervios. Como si esto fuera poco, en el Dungeon’s Rat tienes la posibilidad de acariciar algunas ratas si es que te sientes cómodo con ello.

The Shambles

Esta hermosa calle es estrecha, ondulante y pintoresca en el casco histórico de York, es por eso que atrae a una multitud de turistas todos los días. The Shambles (una antigua palabra inglesa que significa matadero) es el ejemplo perfecto de lo bien conservada que está York. Muchos de los edificios de esta calle datan del siglo 14 y todavía tienen garfios de carnicero en la fachada. Los voladizos de las casa de madera tenían la función de evitar que la carne se echara a perder con el sol. ¡Qué inteligente!

Museo Nacional de Ferrocarriles

Este maravilloso museo concentra toda la historia de los típicos ferrocarriles ingleses. El National Railway Museum, ese es su nombre en inglés, es el más grande de su tipo en el Reino Unido. Si te gustan los trenes, aquí quedarás maravillado con los trenes reales restaurados, las réplicas de estaciones y carruajes con estilo, y todo esto abierto al público para que pueda explorarlo. También hay un tren en miniatura afuera en donde puedes dar un paseo.

Búnker de la Guerra Fría de York

Este sitio es una reliquia de la historia de York en donde podrás revivir aquellos estresantes días del Telón de Acero y el terror del Reloj del Juicio Final. El búnker semienterrado de la Guerra Fría de York fue construido en caso de un ataque nuclear soviético. Cuenta con puertas a prueba de explosiones, mapas hechos de plexiglás y zonas de descontaminación. Sin dudas es un lugar espeluznante, al menos así es como lo describe el organismo English Heritage. Los tours son dirigidos por guías amigables que saben lo que hacen y se realizan cada hora. Generalmente hay muchos turistas y los tours respetan los horarios con rigurosidad.

El Gran Teatro de la Ópera

Este teatro fue restaurado con mucho cariño en los años 80 (por la insólita cantidad de £4 millones) y hoy en día es realmente un gran centro de cultura de la ciudad de York. Además de todas sus atracciones históricas, York también cuenta con unos cuantos lugares de entretenimiento en vivo muy interesantes como este. Aquí se ofrece ahora un animado programa de música en vivo, comedia y musicales que involucra a los mejores artistas del medio. Además, la sala cuenta con poco menos de 1000 localidades y es ideal para los shows íntimos.

Alójate en un hotel de lujo

En York hay muchos hoteles encantadores y muy bien conservados, para todas las necesidades y bolsillos. Si buscas algún lugar espectacular donde alojarte, puede optar por colosales hoteles victorianos hasta hoteles boutique de 900 años de antigüedad e incluso un acogedor convento. Ya sea que busques opciones económicas o que quieras disfrutar de un poco de lujo, hay mucho de donde escoger.